15

26° Rally 500 KM Sport Clásicos Coquimbo 2021

Los días viernes 27, sábado 28 y domingo 29 de agosto del 2021 se llevó a cabo el 26° RALLY 500 KM SPORT CLÁSICOS COQUIMBO 2021, tradicional competencia de regularidad que recorrió las carreteras y caminos de la Regiones Metropolitana, Valparaíso y Coquimbo.

En la competencia se inscribieron 55 tripulaciones en 3 distintas categorías:

  • CLASES C, D y E (hasta 1960)
  • CLASE F (1961-1970)
  • CLASE G (1971-1991)

Esta versión tuvo características especiales dada la situación derivada de la pandemia del COVID 19, no efectuándose las actividades públicas que se realizan normalmente (partida protocolar nocturna los jueves, partida desde calle Luis Pasteur viernes en la mañana y exposición en Coquimbo el sábado en la tarde), además de un aforo de participantes reducidos con 55 automóviles en vez de los 75 habituales.

21

En esta ocasión tuvimos el importante auspicio de Allemano, la mítica marca de instrumentación de automóviles y maquinarias Turinesa que desde hace un tiempo incursiona en el mundo de la relojería con una estética y una propuesta muy interesante.

El rally se inició el miércoles 25 de agosto con la reunión de pilotos en la terraza del Club de Automóviles Antiguos de Chile, donde se explicó la competencia y entregaron las gráficas y vestimenta oficial del evento. El viernes 27 de agosto muy temprano en la mañana llegaron los competidores al Club de Planeadores de Vitacura, donde se entregó la hoja de ruta a cada tripulación y largaron los binomios cada un minuto en dirección a Coquimbo. Contamos para esta actividad con la invaluable ayuda de Carabineros de Chile, quienes dieron las facilidades para que los automóviles pudieran ir saliendo sin problemas a iniciar su ruta.

Un poco de historia

En 1991 se efectuó el primer rally de autos sport clásicos organizado por la naciente rama Sport Clásicos del Club de Automóviles Antiguos de Chile. Su destino fue La Serena, y participaron alrededor de treinta modelos deportivos. Al año siguiente se repitió la experiencia, con similar recorrido.

17

En 1995, se llevó a cabo el primer rally 500 Kilómetros de Autos Sport Clásicos a Puerto Velero, este buscaba evocar el profesionalismo y el glamour que caracterizaron a las competencias automovilísticas de los años 60 en Europa. Y se logró, ya que los pilotos y sus familias destacan la seriedad de la competencia y el posterior ambiente de fiesta que rodea al evento, lo que se convierte en un atractivo adicional para asistir a él. Por lo tanto, se ha convertido en una de las actividades más tradicionales, permanentes y exitosas en la historia del CAACH. Cada vez que se efectúa, se inscriben más de setenta autos, incluyendo binomios extranjeros que viajan especialmente para participar.

A lo largo de su historia los rallies 500 km Sport Clásicos han tenido como destino Puerto Velero, La Serena Golf y el Hotel Enjoy, todos en la IV Región.

13

En su trayectoria han tenido importantes auspiciadores, incluidos los resorts de destino. También se cuentan diversas empresas y medios de comunicación como el diario El Mercurio y revista Cosas, cuyos dueños y altos ejecutivos, han tomado parte en algunas de sus versiones.

Asimismo, ha contado con el respaldo de los alcaldes de La Serena y Coquimbo (que han sido las ciudades de llegada del rally) y de Vitacura, donde se han realizado las partidas protocolares (parque Bicentenario) y su punto de partida tradicional, en el frontis de la Pastelería Mozart.

24

Este Rally es un gran evento para los lugares por donde pasa, y especialmente para las comunas de Vitacura, donde se lleva a cabo las partida con gran cantidad de público, y de Coquimbo y La Serena, que son los destinos tradicionales del Rally donde se efectúan exposiciones de los autos al público tanto en dichas ciudades como en pueblos cercanos más pequeños.

La competencia

La regularidad se inició en la ruta 5 norte pasado el peaje de Lampa, una serie de referencia de tiempo permitió a las tripulaciones establecer la velocidad predeterminada e ir cumpliendo los hitos de la competencia.

28

La ruta 5 como siempre es un reto, dado que en su recorrido se encuentran distintos tipos de geografía, sectores rectos, sectores sinuosos, cuestas con fuertes pendientes de subida y de bajada, sectores de fuertes vientos, que hacen que exista un grado de mayor complejidad.

Los binomios deben además lidiar con el tránsito, que no es menor en la principal carretera de Chile, lo que constituye un reto adicional a la competencia.

Además de los controles que deben completar los propios participantes, existieron en el camino controles secretos, que tienen una alta ponderación en el resultado final, que los jueces determinaron en lugares especialmente complejos para determinar la calidad de los binomios competidores.

08

La competencia finalizó con un tramo de velocidad escogida “a la Uruguaya” en que los binomios debían escoger una velocidad y mantenerla a través de una serie de puntos de chequeo, esta etapa es la más difícil de la prueba, ya que no existen referencias que permitan corregir errores de anotación y la más mínima falla multiplica las penalidades.

La pausa

Al completar la primera mitad del recorrido hasta Coquimbo, una vez finalizada la etapa cronometrada, paramos a un almuerzo al aire libre en un hermoso bosque junto a la playa en Pichidangui, en el degustamos especialidades de la costa Chilena, ceviche, locos y un exquisito asado. La primera pausa fue un necesario relajo para las tripulaciones después de 250 km de concentración máxima. Solo una de las 55 tripulaciones no llegó a este destino, por un desperfecto mecánico en los frenos que los obligó a retirarse muy cerca de completar la primera etapa.

Se reinicia el recorrido

Este vez la segunda etapa del recorrido se realizó sin competencia, tradicionalmente la segunda etapa del recorrido se efectúa bajo la misma modalidad de regularidad, pero algunas restricciones por la situación del Covid, y para hacer más liviana esta primera vuelta a las competencias después de dos años, se decidió hacer el recorrido sin pruebas.

19

Las tripulaciones llegaron al Hotel Enjoy de Coquimbo después de 500 km de arduo recorrido para tener un corto descanso y prepararse para la cena.

De los 54 automóviles que iniciaron la segunda etapa todos menos dos llegaron puntualmente al hotel, en el camino solo dos autos seguirán el recorrido a otro ritmo por algunos desperfectos mecánicos que presentó uno de los automóviles y el otro le fue dando apoyo, junto con la asistencia técnica otorgada por el Rally, logrando llegar varias horas después que el resto de los participantes, se trataba de las tripulaciones de los vehículos más antiguos del rally, una hermosa Chrysler 75 roadster de 1929 “Le Mans”, tripuladas por Juan Francisco Silva y Nicolás Macan y una Chrysler CD8 roadster 1931, tripuladas por Jorge Macán y Benjamín Macán, el esfuerzo y solidaridad en la ruta llevarían a que fueran galardonados con el premio “Espíritu Deportivo” que se otorga tradicionalmente a la tripulación que se destaque por el esfuerzo en enfrentar problemas en la ruta y ayudar a otras tripulaciones.

El encuentro del viernes en la noche

Después de cumplido el duro recorrido desde la zona central de Chile hasta la zona semidesértica de Coquimbo, las tripulaciones tuvieron un merecido relajo en la cena del viernes en la noche, la que se llevó a cabo en el tradicional restaurante “Tololo Beach”, donde tuvimos nuevamente la oportunidad de degustar los exquisitos productos del mar de Chile. Y como estamos aún con restricciones horarias, todas las tripulaciones tuvieron que retirarse antes de medianoche al hotel a descansar antes de emprender el recorrido del sábado en la mañana.

Un recorrido relajado

Tradicionalmente el sábado en la mañana se efectúan competencias especiales como pruebas de habilidad o regularidad a la italiana (con controles de paso con presostatos), combinadas con actividades de ayuda social. En esta ocasión se decidió que sería un recorrido para disfrutar de los automóviles de manera relajada, no fue posible efectuar una actividad de ayuda social por las restricciones de la pandemia.

06

Se inició un entretenido recorrido por el valle del Limarí, donde se encuentran y contrastan el desierto y un hermoso valle con viñas que producen exquisitos vinos y el tradicional Pisco Chileno, en dirección a la ciudad de Ovalle, recorrimos hacia el sur la nueva y moderna autopista que une las ciudades de La Serena y Ovalle, para después cruzar la ciudad de Ovalle por su centro histórico, donde el paso de los automóviles revolucionó la ciudad que tuvo la oportunidad de ver pasar un verdadero “museo rodante”, para después retornar hacia el norte por una carretera secundaria  muy angosta, llena de cuestas y pasando por antiguos villorrios, montañas y viñas.

El recorrido terminó en uno de los destinos tradicionales del rally, la localidad de Puerto Velero, donde nuevamente los participantes tuvieron la oportunidad de disfrutar de una excelente gastronomía, esta vez a cargo del tradicional restaurante “Cannoli”.

07

En este lugar los jueces nombrados por la organización revisaron los automóviles participantes para determinar el “premio a la elegancia”, que se otorga al automóvil que destaque entre los participantes, ya sea por su exclusividad, su calidad de conservación o calidad de restauración. En esta ocasión el jurado escogió un automóvil que destacó por una restauración impecable, en la que se notaba el amor y dedicación de su propietario, un lindo MG B GT año 1972 de Mauricio Olivares.

La premiación

Después del almuerzo el retorno fue libre hacia Coquimbo, para descansar y prepararse para la cena de premiación. En la cena el ambiente de camaradería primó sobre cualquier otro, la felicidad de poder llevar a cabo con éxito y sin contratiempos el Rally primaba sobre cualquier espíritu competitivo, aunque de todas maneras las tripulaciones esperaban nerviosas los resultados del evento.

37

La premiación se inició con los premios especiales que reconocen méritos particulares de las tripulaciones.

Estos fueron:

  • Fotografía con más “likes”: Jaime Sánchez hijo
  • Mejor tripulación femenina: Trinidad y Esperanza Roll, Datsun 280 ZX 1980
  • Mejores tripulantes jóvenes: Santiago Esteva y Alesia Motto
  • Espíritu deportivo: Juan Francisco Silva y Nicolás Macan
  • Premio a la elegancia: Mauricio Olivares, MG B GT 1972

Posteriormente se siguió con la premiación por categorías

  • CLASES C, D y E (hasta 1960)

1° Alfonso Esteva – Mariela Besoain                               Porsche 356 1959

2° Mauricio Ortiz – Nicole Giogia                                  Chevrolet Corvette 1956

3° Christian Cid – Loreto Urrutia                                  Ford Thunderbird 1955

  • CLASE F (1961-1970)

1° Paolo Motto – Daphne Grinspun                                 Porsche 356 coupe 1964

2° Sergio Larraín – Manuel Aspillaga                              Porsche 356 C 1965

3° Karina Verdejo – Jaime Verdejo                                  Ford Mustang coupe 1970

  • CLASE G (1971-1991)

1° Cristian Pubill – Robert Barsby                                    Porsche 911 S 1972

2° Luis Alberto Galmez –  Luis Alberto Galmez             Proteus Jaguar C Type 1982

3° Cristián Esteva – Santiago Esteva                               Porsche 911 RSR 1972

Premiación General

1° Alfonso Esteva – Mariela Besoain                                Porsche 356 1959

2° Paolo Motto – Daphne Grinspun                                 Porsche 356 1964

3° Cristian Pubill – Robert Barsby                                    Porsche 911 1972

Los principales ganadores recibieron hermosos premios gentileza de Allemano, lo que hará que sin duda su participación sea recordada para siempre por ellos.

20

Después de la premiación las tripulaciones se quedaron celebrando hasta que se cumplió la hora obligatoria de volver al hotel para cumplir las restricciones impuestas por la autoridad.

El Rally fue un total éxito, sin contratiempos, respetando todas las condiciones impuestas por las autoridades dado el contexto en que vivimos, demostrando que es posible realizar actividades con seguridad.

11

01

29

35

33