img_-13

Rally Aventura, 30 de Octubre al 7 de Noviembre 2016

Este Rally se inicio con el despacho de las 25 burras a Punta Arenas, donde fueron recepcionadas por el Presidente del Club de la Sede Punta Arenas Pedro Sánchez, gran promotor de esta aventura, quien junto con la Sra. Liliana Ghisonii , organizaron un Rally excepcional. Ya en Punta Arenas se agregaron dos vehículos más.

Llegado el grupo a Punta Arenas, el día domingo 30 de Octubre, Pedro nos agasajó con una fiesta en su casa, que como siempre resultó inolvidable. Temprano el lunes 31 salimos desde Punta Arenas, nuestra primera escala fue en la Comuna de San Gregorio, sector Punta Delgada, donde el Alcalde nos recibió y nos presentó al personal de la Municipalidad, nos tenía de sorpresa un autentico asado patagónico de campo, preparado durante muchas horas , lo que lo hizo estar delicioso, a pesar de ratos de lluvia.

Seguimos hacia el este, cruzando la frontera con Argentina, llegamos a alojar a Rio Gallegos, donde hicimos una exhibición de autos para el público, quienes se deleitaron con estas 27 burras. Aprovechamos muy bien esa tarde para iniciar las primeras reparaciones, que ya empezaban a mostrar sus síntomas de sus 90 años de antigüedad y este trayecto con viento en contra que las exigió durante todo el camino.

El martes 1 de nov. Nos fuimos hacia el norte, a la ciudad de Calafate, donde llegamos en la tarde al excelente hotel Alto Calafate, gran cena, ricas camas y un merecido buen descanso. El día siguiente libre fue muy necesario para poder dejar las burras de nuevo en condiciones. Nos hicieron un gran recibimiento de la Secretaría de Turismo, con exhibición de autos de nuevo a la ciudadanía, con mucha camaradería entre los participantes. Ya algunas tripulaciones mostraban los efectos del frío de los autos abiertos, sin ventanas ni calefacción. Casi todos los participantes aprovecharon el día para visitar el interesante comercio de la ciudad y visitar el glaciar Perito Moreno, a unos 50 km de distancia, que nos maravilló con su belleza y una infraestructura para el turismo realmente de primer nivel.

El jueves 3 de nov. partimos a un paseo navegando por el lago hacia la Estancia Cristina, con témpanos majestuosos a los que nos acercamos casi hasta tocarlos con las manos, en un día frío conocimos de los esfuerzos de los colonos de principios del siglo pasado y de su creatividad para conquistar la Patagonia, supimos de su distancia con la civilización, de sus esfuerzos increíbles y espíritu indomable, haciendo incluso embarcaciones amplificando planos de la Mecánica Popular, las que les permitieron navegar ese tempestuoso lago en las peores condiciones .

El viernes 4 partimos de vuelta a Chile, rumbo a las torres del Paine, todo pavimentado hasta la frontera, con un problema adicional, que los empleados Públicos Chilenos estaban en huelga, gracias a la buena voluntad de algunos de ellos pudimos hacer los trámites para ingresar al País.

La ruta hacia las Torres nos tocó con un camino de ripio en regular estado, había llovido muy fuerte hacia pocos días y no habían podido aun arreglarlo. Este pedazo fue muy complicado, muchos autos se extraviaron y pudieron llegar al hotel algunas horas después del grupo principal. Pero cruzar el Parque Nacional en burra fue una experiencia única, había que ver las caras de sorpresa de los turistas cuando aparecían desde los cerros y curvas estos autos de casi un siglo.

El hotel maravilloso, un merecido descanso, después de un buen pisco sour, fue lo mejor.
Rumbo a Puerto Natales el sábado 5, llegamos a las instalaciones de la Salmonera , donde nos explicaron todas las fases del procesamiento del salmón, una visita extraordinaria y muy difícil de poder hacer en forma particular, es muy poco habitual que acepten mostrar las instalaciones, por razones sanitarias, tuvimos que vestirnos con capas, gorros, guantes y botas para poder ingresar. Las atenciones culinarias y técnicas fueron espectaculares, una muy buena oportunidad de conocer la industria.

Completamos la tarde visitando unos de los desarrollos arquitectónicos modernos más interesantes del País, el hotel Singular, recuperación de bodegas laneras del siglo pasado que con tecnología y materiales de gran actualidad, junto un mobiliario de época, pero nuevo, han logrado un ambiente muy especial.

Completamos el Rally con una cena de cierre en el Hotel Costa Australis, muy distendido, con una gran amistad entre todos los participantes y celebrando lo aventurero y entretenido del Rally

Todas las burras volvieron a Punta Arenas por sus propios medios, salvo una que debió volver sobre camión, pero para los 1300 km de Pampa, lluvia, viento en contra, frío y algunos ripios, fue un muy aceptable resultado.

Debimos lamentar durante el trayecto que uno de nuestros pilotos tuvo un problema de salud muy serio, que hizo necesario trasladarlo en avión a Buenos Aires y desde ahí a Santiago, afortunadamente se ha recuperado muy bien.

El traslado a Santiago de los autos demoró bastante más de lo estimado, ya que la huelga de la Aduanas obligó a nuestro gran amigo Pedro Sánchez pelear cada despacho para que se cursara, actividad que lo tuvo casi tres semanas preocupado de este tema. Afortunadamente todos los autos llegaron sin problemas a sus garajes, muchos a talleres, pero todos los participantes muy contentos con este maravilloso e inolvidable Rally.